Construyendo Consuelo (for more info visit the project´s blog)



Video Construyendo Consuelo (Manu Marpel) 2012


Constructing Consuelo* is a Radical Drag project-based on the controversial figure of Consuelo Ciscar, director of IVAM, the Museum of Modern Art in Valencia from 2004-2014. Once an internationally important institution under her management it became a provincial museum showing work of little contemporary relevance.

The project was carried out by doing performances and micro-actions that criticised the current policy of managing culture in Valencia as epitomised by Ciscar. By creating links between social and political movements that already existed in the city I continued my involvement in trying to challenge this order and expose the fact that in Valencia "culture" is controlled by politicians and not by professionals who have a cultural background.

The project ended with the resignation of Ciscar in March 2014 whilst her husband local politician Rafael Blasco was on trial for charges of corruption. I was invited to celebrate the end of her 10 year long reign performing in the Museum she directed in an action demanding transparency in the selection process which will appoint her successor.

The politics of culture in Valencia is to build EMBLEMATIC SPACES and EMPTY them of any CONTENT. When the disused 7 storey building which once housed the Agricultural Faculty of the University was squatted by students I contacted them to inaugurate the space as an ecofeminist Faculty of the Free University "Ca-la Vaga" (trans: Strikers House).

The concept of cross-dressing as a woman has never really interested me. I do not like the parodic exaggerations of the drag queen because they almost always lack any real political challenge and are based on the exploitation of gender stereotypes. My philosophy is much closer to that of the "Radical Drag" scene where clothes and accessories are used to challenge the established roles of gender and politics that the patriarchy imposes. I like the Spanish concept of the "travesti"(Lit:transvestite), more like the old fashioned drag queens who based their act on the "interpretation of a female role" (usually divas) (Spain's oldest travesti Paco España, interviewed by the author).

This is the "mask of gender" spoken of by Judith Butler.


The project began when I was asked to act as representative of the "Cultural Committee of the 15-M" (27.09.2011) at the press conference organised by the Association of Valencian Art Critics and other professional groups in the field to demand the resignation of the Director of IVAM. Before this first press conference I considered dressing as Consuelo Ciscar to draw attention to the terrible situation of the arts in Valencia. When I was asked to represent the Culture Commission of the 15_M*( People Power) movement it was explained like this to me:

"There are 3 men and a woman on the panel so we think its best if you go to make more of a balance"

¿Balance? In my performances I am always quite androgynous and in the past I have described myself as a "deconstructionist ex-drag queen" and even travesti, but I am still not quite sure what they meant.



*Translators note: Consuelo- the directors name- means consolation so the name of this project is a play on words since Valencian politicians combine a policy of cuts in funding to local cultural initiatives with massive overspending on huge events which attract tourists but have no local repercussions.


LA CONSTRUCCIÓN POÉTICA DE UN POLÍTICO.
SUI GÉNERIS DE DECONSTRUCCIÓN CULTURAL Rosa Ulpiano

La pseudología política se ha arraigado en nuestra sociedad con unas raíces tan fuertes que no sólo ya no permite discernir por el propio político donde empieza y termina la fantasía difundida por él mismo, sino tampoco hasta que límites de profundidad llegan los tentáculos de su propia mentira política. No hay nada que moleste más a algunos políticos que verse parodiado a través de una performance artística, teatral, una viñeta cómica, o cualquier tipo de manifestación artística, que revele su propia naturaleza. Porque aquí es donde se deja ver abiertamente ante la sociedad la auténtica imagen de la falsedad vivida. Es entonces cuando encontramos que la censura, está servida ¿Pero qué sucede con la obra de Arte o representación artística? ¿Qué lugar adquiere dentro de un entramado cultural donde las políticas culturales son manejadas al antojo por el gobierno dominante? El Arte como muy bien indicaba Jacques Rancière ya no se mide por criterios de perfección técnica, creándose una dicotomía entre el espacio “controlado” donde se asienta o debería ubicarse y los propios intereses epistemológicos del Arte.

Si el Arte político y social ha sido desplazado en muchos casos de los museos o los espacios institucionales condenados por la censura, y dentro de un sistema capitalista que adolece ¿Qué nuevos caminos emprender? Observamos como a través de nuevos procesos de colaboración, se difuminan los preceptos clásicos de la crítica tradicional. Nuevos criterios de reflexión, participación y expresión confluyen en las manifestaciones artísticas que luchan contra un motor que intenta difuminar la realidad artística cómo medio de expresión social. Sin embargo, cuando la participación social sucumbe ante “el arte de la mentira política” como muy bien señalaba Jonathan Swift en el siglo XVIII al referirse a "el arte de hacer creer al pueblo falsedades saludables con vistas a un buen fin", el aparato artístico se encuentra con la necesidad de buscar nuevos modelos de expresión que salvaguarden la integridad del conocimiento. Descubrimos entonces una realidad cultural que se enfrenta a una máquina burocrática y de comunicación dispuesta a hacer difundir falsedades saludables para el pueblo. Prensa, televisión, radio y redes sociales comprenden el engranaje contemporáneo del que se sirven para este fin. Vivimos la gran “democratización” de la mentira, y en este contexto la necesidad de la ironía y la sátira se convierte en el principal eslabón para desmantelar todo este falso engranaje.

La cultura sufre una suerte de su géneris de deconstrucción cultural por parte de los políticos. Amiguismo y cultura manipulada a sus intereses populares son las propuestas simplistas y evidentes. Los espacios de conocimiento y pensamiento son reducidos cada vez más por grandes manifestaciones populares que atraen a la masa, con el fin de terminar con el peligroso pensamiento individual o revolucionario. En “Construyendo a Consuelo” el artista escocés Graham Bell reconstruye metafóricamente la figura de un político, como modelo de construcción poética a través de la sátira, criticando un tipo de política cultural que padece este mecanismo formativo, mediante la parodia. Una histérica y “ficticia” directora de Museo arranca las páginas de una enciclopedia al mismo tiempo que entona la canción "It´s my Eco", el público consciente de la extinción de la propia identidad del propio personaje, disfruta de la situación irreal objeto de la abyección. Dos complejos conceptos se tejen. Por un lado el estudio de género y construcción del transgénero llevado a cabo por el artista a lo largo de su carrera. La construcción del cuerpo femenino a través de una serie de atributos y comportamientos impuestos por la sociedad, constructores de la identidad femenina. Y por otro lado, la doble producción de la ficción mediante un personaje irreal que termina creyéndose su propia mentira circunscrita en la actual situación política, social y cultural de una sociedad manipulada a través de los medios de comunicación.
A propósito de esta sátira de poder, y retomando el siglo XVIII de nuevo como modelo de revolución y pensamiento, en la película “Ridicule: Nadie está a salvo” (1996) del director francés Patrice Leconte, ambientada en la corte francesa de Luis XVI, encontramos perfectamente descrito este despotismo social que sucumbe a su propia ignorancia. Versalles es un lugar donde sólo se puede sobrevivir a las intrigas de corte a través del ingenio y la ironía. El enfoque del filme nos acerca a una contemporaneidad de una sociedad que sufre y muere por los recortes en cultura, ciencia y sanidad frente a la burla de una clase política (La Corte de Versalles) que desvanece finalmente en su propio ridículo y corrupción. Sólo la inteligencia, la ciencia, la cultura y justicia puede salvar al pueblo. Los personajes aparecen bien definidos: “ironía y honradez” de un ingeniero (personificación del artista en su lucha social) enfrentado a “ironía y crueldad” de una aristócrata que manipula para continuar afianzando su poder (personificación de una directora de museo con todas las máscaras, pelucas e intrigas de Versalles) ¡Caricaturesca alegoría de hoy día! Silogismo en una Enciclopedia, como símil del fin del humanismo, descuartizada por el personaje. Que al igual que Swift revela lo poco hemos aprendido de tres siglos de historia y de ejercicio del poder y que poco parecen haber cambiado mandatarios y plebeyos.

Discursos performativos, y relecturas políticas se entrecruzan en el discurso artístico, en una suerte de amitosis política. Recreación de una doble imagen y varias lecturas, como indicaría Barthes en su obra “La muerte del autor”, en la que se analiza ese espacio multidimensional en el que concurren y contrastan diversas escrituras, y ninguna es la original, como indicaba el autor: “el texto es un tejido de citas provenientes de los mil focos de la cultura…” Por un lado los discursos con los que los políticos o dirigentes recurren para su propia demagogia, construyendo a través de diferentes citas un personaje político que deconstruye la cultura para sus propios intereses. Y en Contraposición a éste encontramos el análisis del inmenso y avanzado engranaje comunicativo, artístico, social y cultural que el artista toma para desarrollar un personaje político recreando otra realidad para fines éticos. Desmantelar la gran pseudología político cultural ante la sociedad, configurando un universo de un personaje caricaturizado y trasgrediendo situaciones reales, que funcionan como un espejo deformante de una realidad ya bastante deformada. Valencia, 17 de abril 2013

Para todo la información (en castellano) sobre este proyecto pincha aqui